Hoy preparamos una mascarilla a base de miel

EXFOLIANTE-DE-MIEL-370x230

Los importantes aportes de la miel de abejas a nuestra salud pudiera decirse que son innumerables, este producto tiene propiedades preventivas y curativas propiedades que lo hacen un invitado perenne en nuestras casas. La miel usada para eliminar la resequedad de la piel, por su aporte energético e hidratador que tonifica, repara y humecta.

EXFOLIANTE DE MIEL

La mascarilla de miel de abejas ya era usada por las antiguas egipcias para mitigar los efectos del cansancio y atenuar el paso de los años. Esta mascarilla es también un exfoliante natural que remueve capas de células muertas que empañan la belleza del rostro de la mujer, elimina espinillas, barritos y puntos oscuros a la vez que actúa como un cicatrizante de pequeñas lesiones por tener un poder anti bacteriano.

Al usar este producto para realizar una limpieza a nuestro cutis, estamos renovando la vitalidad de nuestra piel al dejarla libre de impurezas y bien nutrida, el rostro queda fresco, lozano, humectado, nutrido y limpio. Con una aplicación semanal nuestra apariencia mejorará en tan solo cinco semanas, la preparación de una mascarilla exfoliante a base de miel de abejas es muy sencilla, solo se necesita agregar unos pocos ingredientes como son aceites de cereales y la pulpa de algunas frutas.

Prepararemos una crema básica con el infaltable producto tema de este artículo, unas cuantas gotas de aceite de lavanda (o de rosas) e igual cantidad de aceite de camomila. La miel primero y los aceites después se colocan en un cuenco y se mezclan durante diez o quince minutos a ritmo constante, preferiblemente con cuchara de madera hasta obtener una pasta o crema suave. Nuestra ancestral mascarilla está lista para su uso. Se aplica, como tosas las mascarillas con las yemas de los dedos y con movimientos circulares. Se deja obrar por 15 minutos y se retira lavando con abundante agua fría y un jabón neutro. Se puede repetir el proceso cada semana. Secar la piel como de costumbre.