Vasalina para el cuidado de tu belleza personal

El petrolato, mejor conocido como vaselina por años, ha sido usado en el cuidado de la piel, especialmente en la irritación de los bebés, pero también es de mucha utilidad en numerosas aplicaciones domésticas como eliminar el chirrido de bisagras de puertas o hacer deslizables objetos sobre las superficies con una aplicación, lo cierto es que te asombrarás debido a su aplicación en muchos aspectos en el cuidado de tu belleza personal.

TRUCOS DE BELLEZA CON VASELINA

La versatilidad de este derivado hace válido mantener un tarro o pomo a mano, al no tener olor ni sabor propio definido resulta el producto especial para humectar especialmente manos y labios ya que se absorbe casi de inmediato, pudiendo retirar el excedente con un pañito o servilleta.

La vaselina no deja sensaciones molestas como grasa, aroma o ardor, recuerda que debes tener en tu bolsa una presentación para casos de emergencia cuando no estés en casa, si trabajas, llévalo a la oficina, para untar en las manos o labios resecos ya que en cualquier momento puede ser necesario que te apliques una delgada capa, especialmente cuando aparece el “sarpullido” a causa del calor, el sol del verano, la piel irritada de codos, rodillas, tobillos, las entrepiernas y otras áreas del cuerpo que con frecuencia se irritan.

Fabricar una crema exfoliante es mucho más económico de lo que imaginas, basta con mezclar una porción de sal de grano grueso con petrolato. Resulta extraordinario para exfoliar labios y cuerpo en general, muy útil si se te agotan las toallas húmedas para quitarte el maquillaje, pequeñas heridas y rasguños.  Este producto es  aplicable al cabello para lograr una mayor textura, basta con frotar una pequeña cantidad entre tus manos y deslizarlas por tu cabellera, el beneficio será mayor cuando descubras que también elimina las horquetillas. Este derivado del petróleo se mezcla con facilidad con tu perfume o fragancia haciendo que permanezca más tiempo contigo.