Uñas amarillas: causas y remedios

Nuestras uñas muestran un aspecto amarillento a consecuencia de varios tratos irregulares, se pueden tonar pálidas, opacas, y muy a menudo amarillentas. En este artículo vamos a exponer las principales causas de esta notoria enfermedad.

Woman whitening her fingernails with a lemon

Con frecuencia el aspecto amarillento es una condición hereditaria, muchos paciente presentan zonas escamosas, piel alrededor de la uña enrojecida por la irritación, es la psoriasis, todas las personas que la padecen verán esta coloración, cuando el trastorno se manifiesta, la uña presenta hoyuelos en su superficie.

 

Otra causa de la palidez de las uñas es la diabetes, es una condición benigna causada por la reacción de proteínas y glucosa, según especifica el libro de dermatología. El envejecimiento causa en muchas personas que sus uñas luzcan un aspecto amarillento y de consistencia frágil, especialmente las de los pies que engruesan, endurecen, opacan y palidecen en tono amarillento como sucio.

 

La aplicación continua de esmaltes, especialmente en tonos oscuros no permite al organismo refrescarse y esta condición puede llegar a plantear la presencia de uñas frágiles, decoloradas y pálidas. Cuando de nuestra parte está el problema y no es genético podemos recurrir a remedios caseros para combatir esta fea presencia, el jugo de limón es excelente para nutrir y sanear gracias a la cantidad de ácidos que contiene, corta y exprime varios limones y remoja las uñas en ese jugo por al menos cinco minutos diariamente.

 

Lavar con abundante agua fría y jabón neutro. Si empleas el aceite esencial de limón logras hacer dos tareas a la vez, hidratas la cutícula y blanqueas las uñas amarillentas. Solo coloca unas gotas de este aceite sobre las uñas y frota suavemente cubriendo toda la superficie, enjuaga con agua fría y un jabón neutro. Otro truco es usar la pasta para limpiar dentaduras postizas, se consiguen en farmacias y supermercados, solo se diluyen y sumerges los dedos en la solución.