Un corte de pelo para cada forma de rostro

¡Elige tu Corte de Cabello dependiendo de la Forma de tu Rostro! El cabello es uno de los accesorios más versátiles con que puede contar una mujer para potenciar su belleza: diferentes tipos de corte, cientos de formas de jugar con su textura, miles de colores para probar; hay un inmenso abanico de oportunidades para cambiarlo. No obstante, para tener un look ideal, ten en cuenta que se debe tener en consideración factores como la forma de tu rostro y las cualidades de tu cabello.

Cortes de pelo según la forma de tu cara

Cortes de pelo según la forma de tu cara

La mayoría de las veces nos dejamos llevar por lo que llevan las celebridades o alguna moda pasajera, sin que necesariamente vaya a quedarte. Por eso te enseñamos qué cortes quedan dependiendo de la forma de tu rostro.
Pero primero, ¿cómo reconocer la forma de tu rostro? Fácil, solo colócate frente al espejo con el pelo hacia atrás, entonces con un lápiz labial puedes dibujar el contorno para saber cuál es su forma:

Redonda:

Caracterizado por tener curvas suaves y una barbilla pequeña, este tipo de rostro suele tener frente y pómulos anchos. Por esto se recomienda usar peinados que pasen justo al costado de la cara, preferiblemente rectos y cortos.

Cuadrada:

Con su mandíbula angulada, este rostro de pómulos y frente también anchos son los peores para usar peinados con flequillo, por favor, evítalo, ésto solo hará que tu barbilla resalte demasiado. Los risos y cortes con el cabello largo son mejores para ti.

Ovalada:

Aunque pueda haber una confusión entre los rostros ovalados y los redondeados, tienes un diferencia fundamental fácil de apreciar: las caras ovaladas son notoriamente más alargadas, con pómulos anchos pero una mandíbula más fina en comparación con los redondos. Y es gracias a ésto que podrás usar cualquier tipo de corte o estilo que prefieras, bien por ti.

Forma de Corazón:

Tu rostro tiene forma de corazón si cuentas con una barbilla puntiaguda pero unos pómulos y frente anchos: En tu caso es mejor evitar de facto los cortes con capas entrecortadas y los flequillos a los lados.

Triangular:

Aquí tenemos el caso contrario a la forma de corazón: mandíbulas amplias en contraposición a una frente más bien pequeña. No desesperes, te verás espectacular con tener mucho volumen en el cabello, y mientras más largo mejor.

Diamante:

Si tienes este tipo de rostro es porque tus pómulos son anchos, mientras que tu frente y barbilla son más angostos, lo cual hace que se note todavía más. Si cubres tu frente con un flequillo de la anchura necesaria estarás un paso más cerca de tu look ideal.

Alargado:

Si tu rostro mantiene las mismas proporciones en la barbilla, los pómulos y la frente entonces decantarse por los peinados que incluyen volumen, ondulaciones o rizos pueden ser la mejor opción para ti. Si por el contrario usas peinados cortos, estos estirarán aun más tu cara.