Tratamiento de cabello Afro con aceites naturales

El cabello tipo Afro se caracteriza por ser grueso, indómito, seco y con gran volumen por la densidad de pelos por centímetro cuadrado de cuero  cabelludo, difícil de trabajar ya que tiene tendencia a enredarse creando nudos en las puntas que lo hacen propenso a quebrarse y a debilitarse.

ACEITES NATURALES PARA EL CABELLO AFRO

Es por estas razones que este tipo de pelo exige cuidados especiales para que luzca con un aspecto agradable y esté sano. Este tipo de melena requiere una buena hidratación y la aplicación de enjuagues acondicionadores y desenredadores que permitan su manejo con mayor facilidad.

El cabello afro debe lavarse con movimientos en la misma dirección, siempre de adentro hacia afuera, llegando con delicadeza a las puntas donde es más frágil y quebradizo. Antes de peinar, se debe aplicar una crema o loción humectante cuando todavía este húmedo. Comienza con las manos para incrementar la sensibilidad del cuero cabelludo y ayúdate con un peine de espacios grandes entre dientes especial para este tipo de cabello, trabájalo por sectores siempre desde la raíz hacia las puntas.

Para añadir un poco de brillo, ya que por lo general luce opaco, podemos recurrir al empleo de aceite naturales, los más recomendados son el aceite de palta, ricino, coco, almendras y romero. No se debe aplicar calor porque tendrá un efecto constrictor y el cabello se enrulará aún más, se debe dejar secar al aire libre y nutrido con baño de cremas y aceites naturales para que luzca sano, brillante y con volumen controlado. Emplee la plancha y el secador térmico a muy baja temperatura. Este tipo de cabello al tacto suele ser muy suave y por esta razón cometemos el error de aplicarle calor, consiguiendo que se dañe y debilite. Se recomienda hacer cortes periódicos con frecuencia para mantener la forma. Al lavarlo usa un buen acondicionador y cúbrelo al menos 20 minutos alejándolo del calor.