Trata la fiebe en tu bebé con estos consejos

Cuando un bebé presenta su primer síntoma febril, los padres normalmente  se sienten impotentes y a veces hasta atemorizados,  hay que tomar la situación con absoluta tranquilidad, a menos que conozcamos con exactitud el origen de la fiebre, en la mayoría de los casos la causa es leve y poco ofensiva, también puede estar relacionada con una infección de tipo viral o bacteriana. Si el bebé lleva sus dedos a la boca, la causa estaría enfocada en su garganta. Lo aconsejable es no envolver demasiado el niño aunque sienta escalofríos, esto causará variaciones en el estado febril. Colóquele vestimenta ligera, su habitación debe ser confortable, de temperatura agradable y bien ventilada, en casos de infantes menores de tres meses, lo primero es comunicarse con su pediatra tratante para informarle la eventualidad. Absténgase de suministrarle medicamentos por cuenta propia ni remedios caseros acostumbrados o aconsejado por personas no capacitadas, revise su tarjeta de control de vacunas y citas y vea cuánto pesa el niño, es un dato de importancia para el galeno a la hora de indicar medicamentos, al comprar su récipe, aparte lea y verifique el prospecto adjunto en el empaque.

COMO TRATAR LA FIEBRE EN LOS BEBÉS

Con la excepción hecha de que sea expresamente indicada por el profesional tratante, no debe suministrar aspirina (acido acetil-salicílico). Bañar al niño con agua a temperatura ambiente es lo aconsejable, no caliente a menos que el doctor así lo indique. No lo frote con hielo ni emplee alcohol, esto pudiera agravar el estado febril. El baño obrará mejor si está siendo medicado. La mayor parte de los niños se sienten mejor con tan solo descender la temperatura en medio grado. La subida repentina de  temperatura en algunos casos puede causar estados convulsionantes que pasarán pronto, no significa que el niño haya desarrollado epilepsia ni ningún daño interno permanente.