Tos nerviosa: síntomas y consejos

La tos nerviosa, a diferencia de otros tipos de tos, no es consecuencia de un virus o ciertas enfermedades, esta tiene su origen en cualquier tipo de problema que afecta al sistema nervioso. Los factores que se han establecido como causas más comunes de tos nerviosa son que esto ocurra con el estado de estrés o nerviosismo, a sufrir ansiedad o a sufrir un trauma de carácter emocional.

Como Quitar la Tos Nerviosa

Sus síntomas son fáciles de identificar, pero es importante que usted sepa de qué forma es evidente y cuáles son sus características para saber si realmente se trata de la tos nerviosa o no:

Es una tos seca que puede aparecer y desaparecer repentinamente.
No aparece acompañada de moco.

Despliega junto con otros síntomas respiratorios, como dificultad para respirar o sibilancias o respiración extra, tales como fiebre, debilidad, falta de apetito, etc.

Aparece generalmente en los períodos en que la persona está bajo estrés, nervioso, situaciones complicadas, o se siente angustiado, por el contrario se quita y deja los períodos en que está totalmente relajado, como por ejemplo cuando está de vacaciones y alejado de cualquier circunstancia que le causan ansiedad.

Ocurre más a menudo durante la noche y pueden ser persistentes en algunos momentos clave del día.

Irritación de la causa en las vías respiratorias.

Por lo tanto para desaparecer totalmente la tos nerviosa solo tienes que aprender a relajarte física y mentalmente y contribuir a tu bienestar para combatir la tos nerviosa; para ello, pueden ser muy beneficiosos las medidas y prácticas como las siguientes:

  • Técnicas de respiración

Aprender a respirar adecuadamente es esencial tanto para deshacerse de la tensión acumulada y para mejorar la capacidad torácica y hacer una correcta absorción de oxígeno.

  • Actividad física

 Realización de ejercicio físico, liberación de endorfinas que son unas hormonas que favorecen un estado de ánimo óptimo y la sensación de bienestar y felicidad.

  • Ejercicios de Relajación

Se puede poner en práctica los ejercicios de relajación, por ejemplo  dormir bien por la noche, ya que le ayudará combatir el estrés y mejorar la oxigenación de la sangre.