Tono de uñas adecuado con cada color de piel

De acuerdo a la ocasión y según el matiz de tu piel un esmalte de uñas te puede quedar mejor que otro, elige aquel que añada luminosidad a tus manos y que esté en concordancia con tu indumentaria y la oportunidad para la cual lo usas, hay tonos que no destacan con ciertas pieles y la mujer luce pálida y simple.

TIPS PARA ELEGIR EL COLOR DE UÑA IDEAL SEGÚN TU COLOR DE PIEL

Conozcamos las reglas del contraste y la analogía para saber qué tonos van mejor con nuestra piel.

Si eres de piel clara muy blanca o rosada, los colores que te favorecen para uso diario serán los pasteles (rosa, verde, melocotón beige y grises)  y las combinaciones de estos con tonos fuertes (rojo, azul, violeta, naranja y marrones). Evita los colores blanco, negro  y dorado y la combinación de ellos.

Si eres de piel morena clara o tonalidad intermedia, los matices que más te favorecen van desde los esmaltes oscuros como el borgoña, vino tinto, azul radiante, amarillo intenso y verde oscuro, también puedes usar el plata, el dorado y el cobrizo, cuando tu color de piel tienda al bronceado natural, tus tonos favorecedores serán los pálidos como el rosado, celeste, mandarina, miel azules y verdes metalizados, en todo caso los colores que no favorecen a las pieles claras, tampoco irán bien contigo. Es importante elegir un matiz de esmalte que no resalte demasiado en nuestras manos y las haga lucir impecables y radiantes.

Cuando hablamos de pieles muy oscuras (canela, castaño, chocolate) los tonos que mejor destacan son los fuertes como la ciruela, vino tinto, sangre, morados, azules intensos y verde hoja, cafés, y colores tierra,  combina con tonalidades doradas, plateadas, cobrizas,  negro y blanco. También puedes usar los naranja y la variedad de tonos turquesa.