Tomar arándanos para la infección de orina

Las infecciones de orina son incómodas y molestas, así que es normal preocuparse en eliminar de manera rápida las posibles toxinas y bacterias que estén produciendo ese doloroso malestar. La opción más común para tratar la infección de orina es el uso de antibióticos, químicos que pudieran afectar la flora bacteriana benigna que existe en tu sistema digestivo o producirte efectos secundarios. Algunas personas optan por usar remedios naturales. Sigue leyendo este apartado para conocer cómo tomar arándanos para la infección de orina.

Arándanos para la infección de orina

Uno de los remedios más antiguos para combatir las distintas modalidades de infección urinaria es el jugo de arándanos, que actúa a su vez como un antiadherente bacteriano en las paredes de la vejiga, y unido a sus excelentes propiedades diuréticas, hace que las bacterias responsables de la infección sean desechadas por la orina y reduce la probabilidad de que exista una reincidencia.

Además este fruto modifica el pH o grado de acidez de la orina, cambiando el entorno de la misma se muere una cantidad sustancial de bacterias dañinas y a la vez a las que quedan se les dificulta reproducirse. Por eso es importante incluir frecuentemente el jugo de arándanos en la dieta diaria. Por supuesto, en caso de infección se debe combinar el tratamiento con un consumo abundante de agua (mínimo 2 litros), para ayudar en la limpieza del cuerpo incentivando el efecto diurético de los arándanos.

Generalmente se toma un vaso de jugo  de arándanos puro tres veces al día, con puro se debe entender que sea natural, sin azúcares añadidos. Para un vaso se utilizan aproximadamente dos puñados de arándanos y sólo un poquito de agua. Recordemos que esta fruta tiene alto contenido de agua así que la “soltará” cuando estemos procesando el jugo.

Adicionalmente, no debes olvidar que mientras estés pasando por el período de tratamiento de la infección de orina NO debes consumir cafeína ni alcohol porque ambos producen deshidratación e irritación en el tracto urinario.