Saber diferenciar entre los quistes o bolitas en los senos

SINTOMAS DE QUISTES EN LOS SENOS

SINTOMAS DE QUISTES EN LOS SENOS

A todas las mujeres que cuenten con más de 20 años se recomienda auto examinarse, no todos los quistes o bolitas que aparecen en los senos son cancerígenos, la mayoría son benignos, y de tamaño variado,  esto no quiere decir que lo pasemos desapercibido, debemos acudir de inmediato al médico y hacer los análisis correspondientes.

Los quistes de mama son pequeños bultos o pelotitas producto de alteraciones en las glándulas mamarias de forma ovalada o redonda que contienen líquidos dentro de los senos que generalmente se encuentran inflamados, pueden aparecer antes o durante la menstruación y durante el embarazo, en estos casos suelen ser normales.

Existen dos tipos de alteraciones, la fibrosis y el quiste, la diferencia entre estos es que la fibrosis es dura y consistente,  y el quiste es blando comparada con una bolsa llena de agua, ambas alteraciones causan abultamiento y algunas veces dolor, generalmente la zona se convierte en muy sensible y engrandecida.

Los quistes siempre son benignos, la fibrosis o pelotas solidas sí pueden ser de alto riesgo por eso la importancia de acudir al médico de inmediato.

Estos eventos en nuestro cuerpo pueden detectarse mediante la palpación propia de los senos y mediante algunos síntomas como: bultos duros o blandos en cualquier parte del seno, principalmente en la parte superior del seno, con un tamaño similar al de una arveja hasta el de un limón grande, casi siempre se inflaman en el ciclo premenstrual y muchas veces no duelen. Los quistes no requieren un tratamiento específico sino más bien un control médico eficaz.

Hay muchos estimulantes que ayudan la aparición de los quistes en senos y ovarios como: la cafeína, el chocolate, los refrescos, especialmente los negros, sal excesiva, y otros,

Debemos incluir en nuestra dieta diaria frutas, verduras y plantas diuréticas que ayuden a eliminar los líquidos del cuerpo como: piña, sábila, alcachofa, berenjena, brócoli, melón y otros.