Receta escalibada con ventresca de atún

Este plato sabroso, típico de la cocina mediterránea se puede consumir caliente o frío. En verano es altamente recomendado para las dietas, como plato único o como acompañante de una comida. El hecho de que se componga de verduras horneadas no le resta calidad nutritiva a esta escalibada, más bien, realza las propiedades de las hortalizas utilizadas, y de este modo no presenta dificultad para su masticación y degustación, llegando a ser consumida hasta por ancianos y niños. Por esto y más, te mostramos cómo realizar una excelente escalibada con ventresca de atún.

Escalibada con ventresca de atún

Ingredientes:

700 gr de berenjena (aprox 1 grande)

500gr de cebolla (aprox. 1 grande)

300gr de pimiento rojo (aprox. 1 mediano)

1 lata de atún Ventresca mediana

2 dientes de ajo

Sal y aceite de oliva.

Preparación:

Pre calienta el horno a 200ºC (aprox. 390ºF). Mientras tanto pela la cebolla quitando sólo la primera capa, lava la berenjena y el pimiento rojo con abundante agua fresca y pica los dientes de ajo en láminas muy finas que conservarás en un pequeño recipiente. También escurre muy bien el líquido aceitoso de la lata de atún, de modo que estén bien secos para su utilización

Elaboración:

Envuelve las verduras en papel de aluminio y colócalas dentro de una bandeja para horno para que se cocinen dentro de él por 45 minutos.

Saca las verduras y deja enfriar para pelarlas sin riesgo de quemaduras, para esto se pueden usar los dedos pues la piel de las hortalizas se desprenderá fácilmente.

Terminado ese paso procede a cortar las verduras en tiras cortas, mientras se va removiendo con movimientos envolventes agrega lentamente el ajo, el atún, sal al gusto y un chorrito de aceite de oliva.

También puedes servir las verduras en la base del plato y la ventresca se coloca encima, colocando los aderezos justo antes de servir.