Receta de un rico smoothie de zanahoria

Muchos piensan que mantener un estilo de vida saludable es sinónimo de aburrimiento y disgustos a la hora de comer. Pero esto no tiene por qué ser cierto. Este apartado mostrará cómo realizar un rico smoothie de zanahoria, que además de ser muy nutritivo por el alto contenido vitamínico que aporta, será una refrescante opción para un día de playa o para una reunión entre amigos. Es ideal tomarlo a mitad de la mañana o de la tarde, pues satisface la ansiedad de comer “alguito”, aportande energía para seguir con la rutina.

Smoothie de zanahoria

 Ingredientes:

3 zanahorias medianas

3 naranjas

2 manzanas

1 taza de yogurt descremado (esto es opcional)

6 cubitos de hielo

Puedes agregar miel o edulcorante como Stevia, si deseas que el smoothie quede aún más dulce. También puedes usar azúcar, aunque no es recomendable si estás cambiando tu estilo nutricional.

Preparación.

Pela las zanahorias, manzanas y naranjas. Córtalas en trozos, y cuida de quitar las semillas de naranja y manzana, además del corazón de estas últimas. Coloca en la licuadora y tritura muy bien. Luego agrega el yogurt, los cubitos de hielo y la miel o el edulcorante si es el caso, enciende de nuevo la licuadora a alta velocidad durante un par de minutos, por lo menos. Si notas que tiene muchos grumos puedes agregar un chorrito de agua fría y licuar de nuevo hasta obtener la textura deseada. Ideal para servir en vasos de tipo Old Fashioned

Consejos.

  1. Puedes hacer el smoothie de zanahoria sin yogurt, si no deseas que quede tan espeso.
  2. Sirve bien frío y tómalo inmediatamente, si no, se pierde gran parte del contenido nutricional.
  3. Si quieres conservarlo por unas horas, mantenlo bien refrigerado, pero no dejes que pasen más de 24 horas para consumirlo.
  4. Para este smoothie puedes usar distintos ingredientes como albaricoques, mangos, pepinos, espinacas o peras. Usar una pizca de jengibre también le da un sabor especial a esta rica bebida.