Preparamos un sandwich de huevo y rúcula

En muchas películas que se ven de los Estados Unidos hemos notado como los personajes principales se preparan un sándwich de huevo. Quizás pareciera que tienen esa preparación guardada en la nevera durante algunos días. Sin embargo no es recomendable dejarla allí mucho tiempo ya que es bastante probable que el huevo se dañe y cause problemas estomacales a quienes lo consuman en ese estado.

Sandwich de Huevo y Rúcula

Por eso presentaremos la receta para poder elaborar un sándwich de huevo y rúcula para que se pueda consumir fresco.

El sabor ligeramente amargo de la rúcula es muy bueno cuando se combina con un huevo y con el resto de los ingredientes. Este sándwich se puede combinar con queso curado, y distintos tipos de jamón cocido o jamón serrano.

Además se pueden combinar con rodajas de aceitunas negras, cebolla verde picada y fresca, perejil fresco y picado, pepinillos o alcaparras.

Lo cierto del asunto es que, en el caso de que los ingredientes que se utilicen en la preparación sean los más adecuados y se consumen con el huevo de manera moderada, la comida tendrá un sabor excelente al paladar.

Esta receta lleva los siguientes ingredientes:

  • ½ taza de mayonesa light
  • 2 cucharadas de apio picado
  • Pimienta y sal
  • Pan integral de sándwich
  • 8 huevos
  • 2 cucharadas de mostaza de dijon
  • Hojas de rúcula

Para prepararla debes colocar en un tazón los 8 huevos y se les agrega la media taza de mayonesa, la mostaza de dijon, la sal y pimienta y el apio picado. Luego se le puede añadir unas gotas de salsa picante y se mezcla bien.

Luego se tuestan 2 tapas de pan integral y con las hojas de rúcula se arma el sándwich añadiéndole un poco de la mezcla preparada.