No más caida de pelo con estas mascarillas caseras

Perder uno cuantos (menos de cien) cabellos por día se considera algo normal, este es un ciclo capilar, pero cómo podemos diferenciar lo natural de una alopecia. Debemos observar cuidadosamente el desarrollo de los folículos capilares y notar cuando el cabello deja de crecer, son diversos los factores que influyen tales como el consumo de medicamentos anticancerosos y antitumorales, el estrés, depresiones y el factor genético. No obstante, el período normal del crecimiento recibe benéfica influencia de las elevadas las temperaturas ambientales y  los rayos ultravioletas, pero estos tienden a confundir cuando observamos una aparente caída masiva de pelos, si realmente deseamos saber si estamos en presencia de un caso de alopecia tenemos al menos dos técnicas infalibles que así ayudarán a determinarlo.

MASCARILLAS CASERAS PARA LA CAIDA DEL CABELLO

Hagamos como una primera prueba estirando y tensando con firmeza y suavidad varios  mechones muy delgados de cabellos de diferentes áreas de nuestro cuero cabelludo, si de cada mechón al menos se desprende un pelo, estamos en un la presencia de un caso de caída o enfermedad. Otra prueba que podemos realizar cuando lavamos nuestro pelo y contar cuantos  han quedado en el peine o en agua de enjuague.

Si contamos unos ochenta, urge acudir con un especialista para que diagnostique y trate el problema. También podemos aplicarnos mascarillas caseras y comerciales. Hoy traemos una loción control de caída fácil de aplicar y muy económica, se trata de un baño a base de aceite de nueces y oliva. La preparación es bastante simple, macera las nueces molidas en 250 mililitros de aceite de oliva por unos diez días, agitando el envase cada noche.

Transcurrido el tiempo señalado y después de lavar tu cabeza como de costumbre, masajea el cuero cabelludo con firmeza durante unos quince minutos y deja reposar unas dos horas. Luego lava de nuevo tu cabeza y seca sin restregar.

Esta aplicación la puedes realizar dos veces por semana.