Mascarilla faciala base de harina de arroz

Una mascarilla facial que está de moda es el exfoliante a base de harina de arroz por sus maravillosos efectos en la tez no solo femenina. Esta preparación aparte de limpiar profundamente la piel, la libera de numerosas toxinas, la renueva al remover capas de células muertas dejándola con un aspecto más fresco y radiante. Es importante realizar esta rutina al menos una vez a la semana para lucir juvenil y tersa.

EXFOLIANTE DE ARROZ

Como paso primero es utilizar arroz fresco, no adquieras harina elaborada. Introduce en el vaso de tu licuadora, sin añadir agua, una taza de arroz y procesa hasta verlo convertido en un fino polvo, cuando obtengas la textura apropiada debes colar la harina para eliminar los residuos no molidos. Este material lo mezclas con aproximadamente dos cucharadas de agua purificada y cinco gotas de aceite de coco procesado o elaborado en casa, también puede usar aceite de rosas. Únelos muy bien agitando con una espátula o cucharilla en un envase apropiado que tenga tapa hermética hasta formar una crema pastosa suave y blanquecina, muy suave al tacto con la yema de los dedos verifica su textura.  Al agregar el aceite al arroz pulverizado lograrás una profunda hidratación del cutis gracias a los ácidos esenciales que contiene.

Con esta simple preparación ya tienes un exfoliante natural de primera calidad sin químicos que puedan afectar tu salud. Antes de aplicar tu exfoliante debes realizar una limpieza de cutis con una crema limpiadora de marca, luego con las yemas de tus dedos índice, medio y anular da suaves masajes circulares por no menos de cinco minutos sobre la llamada zona “T”, la frente, nariz y barbilla, deja reposar la emulsión aplicada por 20 minutos más cubriendo tu rostro con un pañuelo facial húmedo. Retira lavando tu rostro con abundante agua fría. Sécate por contacto con un paño suave.