Los trucos de belleza con glicerina que no sabías

Este higroscópico (glicerol) o glicerina es un incondicional aliado de la belleza femenina, es un gran suavizante de la piel y un excelente acondicionador del cabello, es utilizado para la hidratación  en forma de emulsiones con aceites ligeros.

TRUCOS DE BELLEZA CON GLICERINA

La principal propiedad de la glicerina es que resulta eficaz para atraer moléculas de agua dispersas en el aire en forma de vapor y retenerlas, razón por la cual la usamos mezclada con otros productos para obtener de ella mayores ventajas según nuestra conveniencia aunque no es recomendable aplicarla pura ya que se observará un efecto secante y pudiera causar irritaciones cutáneas, al igual que sucedería con el cabello.

Cuando  se logra la combinación perfecta de ingredientes tendremos magníficos productos conservadores de la lozanía y frescura de la piel, especialmente en pieles grasas y maltratadas. Si la aplicamos como acondicionador del cabello, dejará una suavidad y brillo duradero además de soltura y movilidad, los cabellos rizos y ondulados consiguen una mayor soltura y flexibilidad. La glicerina se usa normalmente mezclando una parte del producto con dos tazas y media de agua, pudiendo añadir esencias naturales perfumadas o extractos de frutas, cereales y miel.

El glicerol tiene un sabor ligeramente dulce, su consistencia es espesa y a cierta temperatura se solidifica, por esta propiedad es muy empleada para la elaboración de productos en crema contra el envejecimiento prematuro, ya que al frotar este con las manos hacemos que se suavice y pueda aplicarse e hidratar mejor la piel. Los jabones hechos con este producto mantienen la piel tersa, libre de picazón y molestias causadas por irritaciones debido al excesivo calor. Es eficaz para el control de espinillas y acné y un excelente aliado para controlar la aparición de arrugas, las estrías del embarazo y la obesidad ya que aumenta la elasticidad natural de la piel.