La iluminación adecuada para el habitación del bebé

Conforme sea la iluminación de su habitación, será su descanso, de esta circunstancia dependerá nuestra seguridad y su comodidad, cuando asignemos una habitación para el bebé, esta debe en lo posible tener una buena iluminación natural y una adecuada lámpara para el techo para las horas nocturnas, preferible con motivos alusivos a la infancia y de ser posible con faros LEDs. También una lámpara de mesa o de pie que proyecte una luz indirecta que no interrumpa el descanso del niño. Cuando el recién nacido crezca ya estará acostumbrado a estos objetos y tendremos que extremar precauciones para evitar que se antoje de manipular este artefacto eléctrico.

COMO ILUMINAR LA HABITACIÓN DE MI BEBÉ

Con el crecimiento muchos bebés desarrollan temor a la oscuridad, por lo que la lámpara debería estar encendida toda la noche sin representar peligro alguno, este tipo de iluminación generalmente se convierte en buena aliada de los niños ya que les proporcionan tranquilidad y seguridad al poder ver todo a su alrededor, a los padres les conviene para poder vigilar a su bebé mientras duerme, son muchos los diseños infantiles de lámparas quita-temores pero existen otras con papeles luminosos que producen una luz muy débil y agradable creando una atmósfera de paz y tranquilidad que invita al descanso y hace volar la imaginación de adultos y niños cuando se encienden cada noche haciendo del dormitorio un espacio de reunión sumamente confortable.

bOtra opción sería colocar una lámpara de techo con iluminación graduable en forma de globo o de otro objeto de nuestra preferencia y que nos traiga recuerdos de lugares como las ferias y otros ambientes festivos, al crecer el niño se dará cuente que su habitación es un lugar perfectamente preparado con muy buen gusto para el descanso y seguridad, decorado con esmero por sus padres.