Hielo como tratamiento facial: beneficios y consejos

Es el  ingrediente natural que en las últimas décadas ha revolucionado con sus trucos de belleza, el hielo posee conocidas propiedades astringentes y anti inflamatorias aparte de su poder conservador al aplicarlo sobre la piel especialmente favoreciendo la circulación, por esta razón incontables féminas se han enfilado en su uso para luchar contra el envejecimiento, la aparición de arrugas,  la sequedad de la faz, mitigar las muestras de agotamiento y con ello la edad. El hecho de que el hielo se halla aliado con los mujeres es porque descubrieron sus amplias propiedades anti inflamatorias y colabora con el índice de humedad facial al hidratar de la forma más natural. Usa hielo antes de colocarle la base del maquillaje, pasando  un cubito por tu cara, debes establecer cuáles son las áreas de mayor porosidad. El frío actuará logrando que  los poros se contraigan y cierren, disimulando su presencia. Al aplicarnos  antes de maquillarnos, acondicionamos el rostro de la  piel para lograr resultados prometidos por los fabricantes de nuestros productos de belleza.

TRUCOS DE BELLEZA CON HIELO

Cuando aplicamos hielo para mitigar las muestras de agotamiento y cansancio, este se convierte en un aliado invencible, con tan solo pasar un pedacito en forma de cubo se logra mejorar en pocos minutos el aspecto general del rostro al lograr que se active la circulación y lucir con luminosidad y tersura. Al repetir este proceso con la debida frecuencia, se logra tonificar la piel de un modo saludable y por demás natural. Usándolo para retardar la aparición de las arrugas cada día debes frotar suavemente un cubito de té negro sobre las partes de tu rostro propensas, es decir, comisura labial, contorno de los ojos, la papada y en poco tiempo notarás que la elasticidad retorna a tu piel y las arrugas dejan de ser tan visibles, desapareciendo paulatinamente las bolsas en los ojos y recobrando esplendor en tu rostro.