¿Europa es una alternativa para invertir?

La reciente decisión de la Reserva Federal de Estados Unidos sobre el aumento pequeño pero progresivo de sus tasas de interés, ha levantado muchas dudas sobre el futuro económico global. Uno de los efectos a largo plazo de dicha decisión es el encarecimiento progresivo del dólar, moneda que durante 7 años gozó de preferencia entre los inversionistas después de que las tasas cayeran a cero e hicieran de esta una moneda barata de adquirir.

Inversiones en europa

La fortaleza del dólar

Este fortalecimiento progresivo del dólar frente a otras monedas puede resultar más atractivo para los ahorradores que para los inversionistas, ya que los primeros podrán ver cómo sus ahorros comienzan a generar intereses, tras años de no haberlo hecho. Sin embargo, también se pronostica la fuga de inmensos capitales de países emergentes a Estados Unidos, ya que las tasas de rendimiento de dicho país serán más atractivas.

La caída del euro

Pero frente a un dólar encarecido, está la otra cara de la moneda. El euro ha sufrido una caída sustancial de su valor frente al dólar, debido a políticas del Banco Central Europeo para estimular su economía y mostrar el mercado de Europa como principal atractivo para los inversionistas extranjeros y turistas, situación que ha hecho que algunos analistas especulen sobre la posibilidad de que sea Europa el nuevo destino preferido por los inversores, frente a un dólar cada vez más costoso.

Esto significa que Europa podría ver cómo su economía se reactiva nuevamente después de agudas crisis (como la vivida en Grecia y que terminó por amenazar en abandonar la “zona euro” el año pasado, pero que por suerte no llegó a materializarse). Otros problemas por resolver en la región son la aparición de niveles de deflación en algunos países de la zona y un pobre crecimiento general de sus economías en los últimos años, retos a superar hoy en día