Crea tu plan de entrenamiento fitness: claves

El tener una rutina de ejercicios es esencial para todas las personas, sin importar si se trata de novatos en el mundo del fitness o de veteranos, ya que estas rutinas se tratan de una serie de movimientos previamente pensados, y que se enfocan en zonas y músculos específicos a trabajar, de modo que cada semana al completar un ciclo entero de entrenamiento, no haya quedado ningún músculo sin trabajar. Si bien es cierto que lo más recomendable al momento de ir a entrenar es hacerlo en un gimnasio, también hay iniciativas que puedes tomar para empezar a hacer ejercicio.

plan de entrenamiento

Tu plan de entrenamiento

Determina tu objetivo: bien sea si quieres bajar de peso, aumentar masa muscular, ganar fuerza, potencia o resistencia. Aunque el entrenamiento no es excluyente, si se puede enfocar de manera específica en momentos concretos.
Determina cuanto tiempo puedes dedicarle al ejercicio: con base en el tiempo que dispones, lo realmente crucial es crear un plan que te sirva y que puedas cumplir. ¿Por qué gastar dos horas en el gimnasio si puedes alcanzar tu objetivo en 45 minutos? Por ejemplo, si lo que se desea es ganar musculatura, se necesita de un entrenamiento arduo, que incluya sesiones de entre 4-5 veces a la semana. Para adelgazar y definir, por otra parte, el entrenamiento debe abarcar entre 3 y 4 días a la semana, al igual que para un entrenamiento destino al aumento de la fuerza corporal.
Adicionalmente, debes tomar en cuenta tu situación actual. Cuando se es principiante, lo más recomendable es entrenar 3 días a la semana de forma intercalada.
En cuanto al tipo de ejercicios, series y repeticiones, dependerá del objetivo que quieres lograr. Pero en líneas generales, lo ideal es que comiences con cinco series de doce repeticiones cada una para un total de no más de 25 series por sesión.
El tiempo de entrenamiento y el descanso entre repeticiones puedes dividirlo en: 45 minutos de entrenamiento con un descanso entre repeticiones de un minuto aproximadamente.
Lo más importante es mantener un seguimiento y tener constancia para lograr tus objetivos. Así que ¡ÁNIMO!