Controla tu miedo al parto con estos consejos

CONSEJOS PARA NO TEMER AL MOMENTO DEL PARTO

CONSEJOS PARA NO TEMER AL MOMENTO DEL PARTO

El embarazo es un momento emocionante, pero a veces el temor del parto y el hecho de convertirse en mamá puede ser abrumador. Si estás ansiosa por dar a luz, averigua por qué es posible que te sientas de esta manera y lo que puedes hacer al respecto.

¿Por qué temer?

El cuerpo de una mujer está diseñado para dar a luz, pero los programas de televisión, películas y mensajes de los medios a menudo dramatizan. Es por eso que esas imágenes quedan arraigadas en la cabeza de las mujeres, llevando a pensar que el nacimiento es algo temeroso y perjudicial.

Si estás preocupada por el parto, aquí tienes 10 consejos para controlar tu miedo.

  • Edúcate

Una clase de parto puede ayudarte a preparar, te dará confianza, y gestionará tus miedos. Un educador de parto proporciona información que no está basada en el miedo por lo que puede ayudar a disipar los mitos y darte opciones para controlar el dolor.

  • Elije tu proveedor de cuidado

Los proveedores de salud pueden afectar profundamente en la experiencia de las mujeres en el parto. Al buscar un proveedor, es importante hacer preguntas y seleccionar a alguien que te dé confianza y apoye tus decisiones.

  • Trata de hacer ejercicios de relajación

Los ejercicios de respiración profunda, relajación muscular progresiva y meditación consciente, pueden ayudar a calmar tu cuerpo y tu mente, lo que resultará en menos ansiedad.

  • Usa la imaginación guiada

La práctica de la visualización puede ayudarte a imaginar un lugar seguro si comienzas a sentirte abrumada durante el parto. Trabajar con un terapeuta, educador de parto, o grupo de apoyo es mejor.

  • Hacer una conexión cuerpo-mente

El miedo puede provocar que un parto dure más tiempo, de acuerdo con estudios recientes, pero si tomas conciencia de lo que está pasando en tu cuerpo durante el parto, entonces estarás en mejores condiciones para hacer frente a tus emociones.

  • Comprende el propósito del dolor

A diferencia de cualquier otro tipo de dolor, el dolor durante el parto no necesita ser aliviado y en realidad tiene como propósito traer a tu bebé al mundo. Solo debes reconocer por qué estás allí y saber de qué maneras puedes lidiar con eso.

  • Que sea tu propia experiencia

En lugar de compararte con otras madres, toma decisiones basadas en lo que tu puede manejar y cómo reaccionarás ante determinada situación.

  • Busca apoyo

Habla de sus miedos en un grupo de apoyo o con madres de apoyo que puedan ayudar a aliviar su ansiedad. Si tu miedo al parto es abrumador, es posible que prefieras hablar con un terapeuta.