Consejos para el cuidado del pelo rubio

El cabello rubio (natural o teñido) tiene entre sus desventajas la sensibilidad excesiva y lo fácil que resulta contaminarse con el ambiente exterior, por otra parte se deshidrata y está propenso a perder su brillo con más disposición que con otros tonos de cabello, en este artículo te ofrecemos consejos para que obtengas lo mejor de tus productos de tienda o caseros para tu cabello rubio, ya sea este natural o no. Como primer paso, debes eliminar los productos que resten brillo y color, supervisando el lavado con un champú de bajo ph para que no resulte agresivo, este producto debe tener propiedades nutricionales y antioxidantes especiales para pelo rubio nórdico, debe contener germen de trigo y fécula de girasol al menos.

COMO CUIDAR EL PELO RUBIO

Tu cabello requiere que lo laves de dos a tres veces por semana como mínimo, emplea agua tibia y escúrrelo con un paño suave. El champú tendrá un efecto más visible si su acción la refuerzas con una crema hidratante para cabellos teñidos, usa un des-enredador  de pelo y agrega un poco de vinagre de manzana o zumo de limón, deja obrar por 10 minutos.

 

Esta preparación aportará a tu melena sustancias nutritivas y actuará como protector de la base capilar. Para finalizar enjuaga con agua fría  y envuélvelo en un paño seco y suave. Para otras funciona bien el champú de camomila o manzanilla, aunque estés conforme con tu tratamiento, puedes usar esta alternativa una vez cada 15 días, por supuesto, sin dejar de lado tu rutina habitual. Para la nutrición y conservación del color y brillo, una mascarilla a base de jabón de Marsella rayado con 20 gramos de flores de manzanilla y una cucharada de miel, aplícalo y deja obrar por 20 minutos, enjuaga tu pelo con abundante agua fría, desenrédalo comenzando desde las puntas hacia la cabeza con un peine de dientes abiertos, seca con un paño suave y envuélvelo.