Cómo curar las ampollas por quemadura

Cuando una persona se quema, antes que otra acción se debe observar qué tan grave pudiera ser la quemadura, si es leve, lo primero que se presentan son ampollas, cosa que se ve a tan solo unos minutos del accidente. Determinamos que este tipo de lesión se puede tratar en la casa, pero es aconsejable visitar un  profesional si se observan secciones del cuerpo calcinadas a carne viva de color blanco debido a la lesión sufrida.

COMO CURAR AMPOLLAS POR QUEMADURA

Es urgente acudir a un centro de atención médica. Para casos leves, que podamos con un poco de higiene atender en casa vamos a necesitar agua fría, papel tipo toallín, compresas de gasa para la limpieza, un vendaje de gasa estéril, cinta adhesiva y analgésicos, para proceder comenzamos por aplicar agua fría a las ampollas usando las compresas de gasa, lo ideal es dejar correr agua fría sobre la lesión por unos cinco minutos o hasta que disminuya la sensación dolorosa y el ardor, de seguidas colocamos sobre cada ampolla una compresa humedecida en agua y cubrimos con el papel toallín.

No se recomienda aplicar hielo directamente sobre la parte afectada, la persona se puede sentir aún más dolida debido a que su piel está sensible. Finalmente envuelve la parte afectada con el vendaje de gasa estéril, esto evitará una infección en la quemadura y mantendrá la suciedad alejada de la herida, sujeta con la cinta adhesiva y suministra el analgésico que seleccionaste. Es recomendable tomar el medicamento según las instrucciones de uso y no exagerar la dosis recomendada por el médico patrocinante del producto.

De continuar con las dolencias y de presentarse supuración, visita un médico ya no por emergencia. Pasadas dos semanas se recomienda la aplicación de bálsamos o cremas para mitigar las cicatrices que pudieran quedar como consecuencia del accidente.