Así cómo iniciar tu bebé en natación

La natación se considera como la actividad física más completa y saludable que aparte de tonificar la musculatura puede ser divertida y muy agradable especialmente si de bebés se trata.

COMO INICIAR A MI BEBÉ EN NATACIÓN

Con un entrenamiento adecuado tu bebé adquirirá esta costumbre que rendirá frutos al paso del tiempo, es de advertirte que el pequeño no será un gran nadador hasta que al menos tenga tres años de edad, aunque le agrade estar en el agua, no estará plenamente capacitado para cooperar con las instrucciones del entrenador, al niño hay que tratarlo como tal y comprender que necesita algo de tiempo para sentirse seguro en el agua y disfrutar de su aprendizaje,  aunque los especialistas de la actividad sugieren iniciar el proceso cuando el bebé tenga unos cuatro meses porque se sabe que para esa fecha su sistema inmunológico está completamente desarrollado y pueda prestar atención, aunque si el ambiente está congestionado, el bebé puede inquietarse, asustarse y sobresaltarse.

Acostúmbralo desde el principio a usar su bañador, así al solo ver la prenda él o ella sabrá que va al agua y se emocionará si le gusta o se revelará en caso contrario. No lo obligues a practicar una actividad que le causa temor, algo que no debe faltar son los flotadores, aunque es muy difícil encontrar equipos para bebés menores de un año, existe otro tipo de indumentaria que los instructores conocen y recomiendan.

Para iniciar el entrenamiento del bebé, la madre debe sumergirse con él por algunas sesiones y disfrutar del agua en compañía de su entrenador hasta que adquiera seguridad y confianza en su acompañante. Juega con el agua, salpícalo ligeramente y ríe de gusto, así el bebé sabrá que está disfrutando y no corre peligro. El resto corre de parte de la institución, pero debes equiparte con el material que te exijan.