Así cómo hidratar la piel grasa

El órgano más grande que tiene el cuerpo es la piel, está actúa como barrera y necesita estar bien cuidada e hidratada, la piel tiene características propias según su composición, existe piel seca, grasa, mixta sensible y cada tipo requiere de diferentes cuidados, acude a la consulta de un dermatólogo para que determine  qué tipo de piel tienes y como debes cuidarla, aunque la piel grasa se nota principalmente en el rostro y cuero cabelludo, se presenta cuando la secreción de  las glándulas sebáceas es excesiva y es causa de caída de cabello, caspa y otras manifestaciones irregulares en la piel. Para esta piel se requiere de cuidados especiales cuando se limpia y maquilla.

COMO HIDRATAR LA PIEL GRASA

Para cuidar de tu cutis lo más importante es saber qué tipo de piel tienes y así utilizar los productos apropiados, es recomendable para cutis graso realizar dos aseos diarios, en la mañana y por la noche con una crema limpiadora facial, un tónico capilar refrescante y culminar con una buena mascarilla hidratante. Este tipo de piel es muy problemática ya que se presentan con frecuencia puntos oscuros, barritos, granos y espinillas. Tiene un distintivo brillo. Para hidratar y evitar estos molestos y anti estéticos objetos, es importante contar con una buena crema o loción casera que permitirá lucir un cutis fresco, saludable y sin aspecto grasiento, aunque si lo prefieres existen numerosas presentaciones comerciales de laboratorios con efectos garantizados.

En lo particular, se recomienda elaborar una mascarilla de pepinos por contar con la frescura de los ingredientes. En un  cuenco pequeño coloca aproximadamente 100 ml de jugo de pepinos, una cucharadita de manteca de cacao y otra de cera virgen de abejas. Lleva el recipiente a baño María y al unirse agrega tres gotas de esencia de Melisa. Aplicar por las noches y dejar obrar 20 – 30 minutos. Lavar el rostro con agua fría y secar por contacto.