Así cómo debes lavar la ropa de cama de un bebé

La principal preocupación que tienen las jóvenes madres es cómo se debe lavar la lencería y ropa de su bebé, se estila que deben ser lavadas antes de su primer uso porque muchos fabricantes agregan sustancias conservantes y suavizantes a sus productos y estos pueden ser causa de estados de alergia y originar irritaciones de la piel en el niño. Al comprar ropa y sábanas debes observar  las instrucciones impresas en la etiqueta de marca que proporciona el fabricante respecto de cómo se debe realizar el lavado, selecciona un detergente especial para este tipo de ropa infantil o  un jabón en escamas especialmente formulado para prendas delicadas o uno neutro representan una excelente opción; estos contienen cantidades menores de aditivos químicos que uno preparado  para el lavado común.  Cuando tu bebé sobrepase los seis meses puedes cambiar de producto ya que por lo general estos especiales resultan un poco más caros, no uses cloro ni quitamanchas que en realidad no lo necesitas y puede causar reacciones adversas en el niño.

COMO LAVAR LAS SÁBANAS DE LOS BEBÉS

La ropa del recién nacido debe ser lavada aparte de la del resto de la familia, así se evita la contaminación de las prendas por elementos externos, estas son delicadas y pueden mancharse con facilidad y ser de gran dificultad eliminarlas causando el desgaste prematuro de la tela y sus colores, remoja con varias horas de anticipación y coloca una pequeña porción del producto seleccionado para el lavado, el proceso se hace preferiblemente a mano y con agua algo tibia, se debe enjuagar muy bien para eliminar residuos de detergente y no asolear. Se seca en lugar ventilado y alejado del polvo. Al recogerla se dobla por las líneas que trae de fábrica y así se conserva mejor el diseño y su presentación a la hora del nuevo uso.