Aprendiendo a usar las fresas como productos de belleza

Se considera por muchas mujeres como el elemento perfecto para la belleza. Los especialistas e investigadores han diagnosticado que esta fruta contiene ingredientes naturales especiales para el cuidado del cabello, la piel y los dientes al dejar en ellos una blancura duradera e insuperable. Aprendiendo a usar las fresas como productos de belleza no tendrás que invertir mucho dinero en aquellos productos de alto costo. Para comenzar con nuestro tutorial te diremos que son ideales para alisar el cabello rizado o rebelde.

TRUCOS DE BELLEZA CON FRESAS

Tritura una porción generosa de fresas maduras hasta conseguir un puré blando, añade media taza de leche natural y una cucharadita de miel, cuando tu mezcla luzca homogénea, aplica sobre tu cabello y deja obrar por dos horas, lava como acostumbras y descubrirás que tu pelo está más manejable y liso. También puedes usar esta fruta para dar brillo a tu cabellera, con nueve fresas licuadas y una cucharada de mayonesa aplicada en el cabello previamente acondicionado y aún húmedo, envuelto en un gorro de baño, pasados 45 minutos verás que al lavarte con champú el brillo y docilidad son indescriptibles.

Cuando usamos las fresas para blanquear nuestros dientes, simplemente masticamos por varios minutos de dos a tres fresas maduras y con ellas en la boca cepillamos nuestra dentadura, al enjuagarnos veremos el efecto inmediatamente, nuestra dentadura se verá más blanca que nunca. Pero si lo que necesitamos es hidratar la piel de nuestro rostro y lucir tersa y luminosa, la miel es lo indicado para la mezcla con cinco fresas, la aplicación se mantiene por tan solo quince minutos y cubrimos la cara con un pañuelo humedecido en agua helada. Esta mascarilla también sirve para desinflamar los ojos y atenuar las ojeras. Otra aplicación es la de aplicar fresas para aclarar cicatrices. Usa media taza de fresas con cambur y yogurt.