Ahora se puede adelgazar mientras se duerme

Un estudio realizado por la prestigiosa  Universidad de Chicago, el dormir ocho horas durante la noche permite reducir peso y con ello grasa, cuando se reduce el descanso a menos de seis horas, perderemos igual cantidad de peso; pero la merma en grasa se ubica en menos de la mitad.

COMO ADELGAZAR DURMIENDO

Para los especialistas ésta diferencia aparece cuando restringimos el período de descanso y causa aumento en  los niveles de “grelina”, (hormona que estimula el hambre), y provoque la retención de grasas (suplemento energético) como reserva.

Esta explicación la aporta el Dr. Plamen Panevch, director del proyecto, para él, es una evidencia que el resultado exitoso de una dieta reductora se pueda ver influenciado por el número de horas de descanso. Este científico asegura que se puede perder más grasa cuando el descanso es apropiado.

El metabolismo es la capacidad de nuestro organismo para transformar alimentos en energía y almacenar en forma de grasa el material sobrante. Cuando falta el dormir o hacerlo con frecuentes interrupciones, el sistema interfiere y de forma automática almacena energía acumulando grasa en el cuerpo. Lo ideal sería un descanso ininterrumpido de al menos siete horas. En base a esta deducción, tomaremos nota para establecer un cronograma de rutinas y ejercicios que permitan dormir en forma adecuada y permita al organismo metabolizar grasas. El hacer ejercicios por la noche permite alcanzar rápidamente un sueño profundo, reduce el estrés y relaja el cuerpo.

 

No funcionará cuando la ingesta de alimentos se realice a altas horas, por lo que debes establecer un horario vespertino para la alimentación nocturna, con eso, ayudarás a tu organismo y tu régimen dietético. Acondiciona tu ambiente para el descanso, desactiva el ordenador, no veas la televisión a altas horas y apaga las bombillas incandescentes que te puedan perturbar así como crear un clima favorable en cuanto a ruidos, distracciones e interrupciones. Tu organismo responderá con facilidad y te acostumbrarás