Acné en bebés: síntomas, consejos y tratamientos

Aunque le parezca algo increíble, tal como ocurre con los adolescentes, el acné también se manifiesta en los bebés, para esta circunstancia no existe respuesta definida. Durante mucho tiempo médicos especialistas han creído que la aparición del acné en bebés  tiene estrecha relación con las últimas semanas del embarazo y la situación preocupante por la que atraviesa la madre, esos pequeños granitos y puntos pálidos rodeados de piel enrojecida que es probable se hagan más visibles cuando el bebé tenga calor o este enfadado, comúnmente se conoce como acné miliar y no tiene nada que ver con el que aparece en los jóvenes.

COMO TRATAR EL ACNÉ EN UN BEBÉ

Mientras tanto las investigaciones continúan sin llegar a una respuesta definitiva y estudiando y analizando otros elementos inherentes a la causa. Para otros pudiera relacionare con los alimentos, medicamentos, saliva propia del bebé, vómito, ropa y lencería algo áspera, el acné miliar no es el caso de aquellos que solo reciben amamantamiento, que nunca podría causar la aparición de esos granitos que por lo regular desaparecen en pocas semanas, pero pueden permanecer por varios meses. Cuando permanecen por más de tres meses es aconsejable acudir a la consulta del médico pediatra tratante.  En nuestro clima es bastante común este tipo de acné en recién nacidos, esto puede ser causado por el cambio de ambiente y temperatura. Los granitos en la frente, mejillas, mentón y a veces en la espalda son muy frecuente y generalmente comienza al poco tiempo de haber nacido. Esta manifestación es muy común en los bebés, aunque puede estar presente al nacer, la mayoría de las veces se presenta cuando el bebé tiene alrededor de quince días, aparece por lo general en las mejillas y algunas veces en la frente, el mentón e incluso en la espalda. No existe tratamiento específico para esta inofensiva manifestación que desaparece en poco tiempo sin dejar secuelas  parece ser producto de la adaptación del niño al mundo exterior.