6 Signos de la mala educación en los perros

El perro bien entrenado debería ser obediente, atento y bien educado, y buscar a sus propietarios por direcciones y orientación sobre el comportamiento apropiado. Los perros que se comportan mal pueden ser difíciles de manejar, pueden molestarte a ti y a otros con los que tu perro entra en contacto, y también ser potencialmente peligrosos si son demasiado ruidosos o morder en ciertas situaciones. Los perros son animales bastantes movidos con un verdadero entusiasmo por la vida, por lo que las emociones en ciertas situaciones tienen comportamientos no adecuados y provocan casos de mala educación.

mala educación en los perros

1. Saltar para llamar la atención

Los perros excitables tienen una tendencia a saltar, sobre todo cuando juegan o saludan a alguien. Puede ser difícil encontrar un equilibrio entre lo que se debe permitir cuando está jugando o saludándote. El salto para llamar la atención o para saludar a alguien debe ser cortado de raíz, y es una de las manifestaciones más evidentes de malos modales.

2. Ladrar para llamar la atención

Los perros ladran por diferentes situaciones, para advertir, por estar entusiasmados, o para disuadir a un depredador. Incluso pueden ladrar por diversión, o animarte a lanzar una pelota. Sin embargo, si el perro ladra para llamar la atención regularmente, o ladra porque lo dejas solo, debes enseñarle que eso no está permitido.

3. Tirar de la correa

Algunos perros ven sus paseos como una oportunidad para dirigir y llevarte a donde ellos quieren ir, y no al revés. Debes ser constante con tu perro y enseñarle que tirar de la correa no está permitido, y tal vez cambiarle el collar por un arnés para frenarlo.

4. Síndrome de la Guardia

El síndrome de la guardia se refiere a la tendencia de los perros a recoger sus juguetes en un lugar y luego defender el montón, a veces ladran, gruñen o incluso muerden. Los perros también pueden proteger su comida, y mostrarse agresivos y a la defensiva. Este es el pináculo absoluto de mala educación, y es algo que debes tratar con firmeza, debes entrenar a tu perro para que comprenda que ese comportamiento no está permitido o no es aceptable.

5. Lucha por las sobras

No hay cosa más molesta que tratar de disfrutar de tu comida, cuando por doquier, tu perro está pendiente de ti, empujándote las piernas, poniendo su cabeza sobre la mesa, levantándote su pata… La lista es interminable. Esta actitud la confunden con la recompensa cuando algo hace bien, con lo cual si a tu hora de la comida le vas dando tus restos te vas a crear un problema grave de comportamiento. Debes asegurarte de que tu perro no tenga este comportamiento, cerrando la puerta de donde comes y acostumbrarle a respetar tu hora de comida.

6. Empujarte cuando estás hablando con otra persona o animal

Cuando estás prestando atención a otra persona o animal, algunos perros pueden llegar a ser muy celosos y trata de llamar tu atención, empezando a empujar tus piernas y tratando de desviar la atención de la persona o mascota. Esto es muy grosero, el perro tiene que aprender que no puede ser el centro de atención todo el tiempo y que ser agresivo no está permitido.

Todos estos comportamientos explicados más arriba tienen que ser evitados, en caso de que tengas dificultades para hacerle comprender ciertos comportamientos a tu perro, acude a un especialista en educación canina antes de que sea demasiado tarde.